Viajar con perro en transporte público

Como bien sabrás, viajar con perro en España no resulta una empresa fácil si no dispones de vehículo privado. Vamos a detallar a continuación las condiciones para viajar con perro en los diferentes medios de transporte público en la actualidad, y en base a esto, intentar no desmoralizarnos demasiado porque siempre hay alguna solución…

Viajar con perro en tren

Cercanías

Es el único medio de transporte público donde puedes viajar tranquilamente con tu perro sin importar su tamaño. Las únicas condiciones son que lo lleves atado y si pesa más de 10 kgs con bozal. Además viajan gratis.

Media, larga distancia, ave, etc.

 Los únicos perros que pueden viajar en un tren que no sea de cercanías son aquellos que pesen menos de 10  kg y que viajen dentro de un transportín cuyas dimensiones no excedan de 60x35x35 cm que por supuesto tiene que llevar el propietario de la mascota.

En algunos tipos de trenes hay que pagar un suplemento por viajar con perro.

Si quieres saber más, aquí tienes el link de Renfe con la información.

Cabe anotar que la entrada a estos trenes no es tan estricta como la facturación de un vuelo low cost. Vamos, que ni pesan, ni miden la jaula. Eso quiere decir que si tu perro anda cerca de los límites, tal vez te puedes arriesgar, eso depende de ti...

Viajar con perro en autobús

A excepción de los lazarillos, la ley establece que los perros tendrán que viajar en la bodega dentro de su respectivo transportín. En caminoconmiperro esta solución nos parece bastante  traumática para nuestros pobres amigos dado que además de viajar a oscuras con las maletas dando tumbos, irán al lado del motor desprendiendo calor y ruido que nosotros fresquitos en nuestros asientos, ni siquiera podemos imaginar.

Además algunas compañías te cobran el 50% de un billete por viajar con perro en el autobús. Te dejamos el enlace de Alsa, una de las compañías más importantes donde puedes consultar esta normativa.

Viajar con perro en avión

En Low Cost viajar con perro suele estar prohibido de cualquiera de las maneras.

En las compañías normales, lo normal es que los perros “mini” puedan viajar contigo en cabina dentro de su transportín (Iberia por ejemplo, admite 8kg para perro y jaula con previa autorización), y que el resto de perros puedan viajar en bodega. También es habitual que cobren suplemento en el billete.

Para viajar con perro en avión lo mejor es contactar directamente con la compañía antes de comprar el billete ya que nos podemos llevar sorpresas.

Respecto a las condiciones en que los perros viajan cuando van en la bodega, parece ser que ya no son tan malas como antes. Van separados del resto de equipajes, y están correctamente aclimatados, sin ruidos ni demás efectos traumáticas para ellos. Bien es cierto que se trata más de un acto de fe que otra cosa, ya que en caminoconmiperro nunca hemos visto ninguno de estos compartimentos y tenemos que fiarnos de lo que nos dicen.

Viajar con perro en barco

Depende de la compañía. Lo normal es que sí podamos viajar con nuestro perro,  ya sea en cubierta o en los espacios especialmente habilitados para ellos. Algunas cobran algún recargo.

Viajar con perro en coche

Una vez deprimidos por lo difícil que es viajar con perro en España a través de transporte público, vamos a ofrecer alternativas privadas que tampoco están tan mal.

Si tienes dudas sobre cómo debes transportarlo, puedes echar un vistazo a este artículo publicado por la DGT.

Blablacar

Sin duda, nuestra solución preferida para viajar con perro en España y el resto de Europa. La más barata, sostenible, apta para todos los públicos y adaptada a tus necesidades. Se trata de compartir coche. Puedes ser tú quien busque viajeros para compartir los gastos como conductor, o directamente buscar a alguien que os lleve a ti y a tu mascota por un precio muy moderado. Ver su página web.

En cada anuncio publicado el conductor especifica si admite perros, así que solo tienes que animarte a escribir.

Nuestro propio coche o alquilarlo

Aparentemente parece la solución más cómoda para viajar con nuestro perro. Pero salvo que vayamos a hacer el camino de ida y vuelta, siempre habrá que volver a recoger el coche y estaríamos con la misma problemática de siempre.

En el caso de alquilarlo estaríamos condicionados a recogerlo y devolverlo en una ciudad importante que tenga oficinas de alquiler. Si queremos recogerlo y devolverlo en diferentes ciudades, mientras sea en el territorio nacional y se trate de una compañía grande, no te cobrarán demasiado recargo. Simplemente avisa al hacer la reserva y prestar atención al límite de kilometraje.

comments powered by Disqus